Últimas entradas

Fachadas

Inspecciones Técnicas (ITEs)

Comunidades

Emprendedores

25 nov. 2014

La cubierta, elemento energético clave

La renovación o reforma de las cubiertas como consecuencia del deterioro por el paso del tiempo (degradación del material de revestimiento, aparición de filtraciones y/o condensaciones al interior…) o por las deficientes condiciones en que fueron construidas (falta de aislamiento, estabilidad estructural comprometida…) es un aspecto crítico en la rehabilitación de una edificación cuya inversión conviene optimizar.

La cubierta es un elemento clave en cualquier edificación sobre la que confluyen múltiples funciones: estructural, de impermeabilización, de aislamiento térmico y, según el caso, incluso estéticas.  Dicha complejidad hace que resulten fundamentales tanto la elección del sistema y de los materiales como el diseño de los detalles puntuales empleados en su ejecución.

















En esta entrada nos centraremos en la funcionalidad menos conocida de la cubierta, su contribución en el ahorro (o despilfarro, según el caso) energético.  La importancia de la cubierta radica en que cuando se calienta el aire de un edificio se crea una corriente convectiva que impulsa este aire caliente hacia la parte superior. Por lo tanto es la parte superior del edificio la encargada de que esta bolsa de aire calefactada no se pierda. Además la cubierta es la parte del edificio más expuesta a la intemperie y está sometida a los mayores gradientes térmicos (saltos de temperatura), pues durante el día recibe todas las horas de sol.  

Según los estudios que han intentado cuantificar la contribución energética de este elemento se concluye que por la cubierta se puede producir hasta el 30% de las pérdidas energéticas globales de la edificación

Ya que como hemos adelantado, se trata de una de las zonas más expuestas a la pérdida de calor del edificio ya que el aire caliente siempre asciende, resulta fundamental una correcta colocación del aislamiento en todos sus puntos para garantizar la continuidad de la envolvente térmica. Según la tipología de la cubierta se hará mayor hincapié en el cumplimiento de la continuidad del aislamiento en los siguientes puntos críticos:

  • Encuentro de cubierta con cerramiento de fachada
  • Encuentros de limatesas y limahoyas
  • Lucernarios
  • Chimeneas

La cubierta es la parte más expuesta a la intemperie, por lo que una correcta ejecución debe tener en cuenta las diferentes dilataciones y contracciones de los materiales que la componen.  Por esta misma razón, y en función del tipo de cubierta, es fundamental asegurarse de que el aislamiento está protegido de los agentes atmosféricos adecuadamente.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

ESCALA ARQUITECTURA - info@escalaarquitectura.es - 94 654 76 93 - 644 970 344 - Fandería, 2 Mod. 207i Barakaldo -