Últimas entradas

Fachadas

Inspecciones Técnicas (ITEs)

Comunidades

Emprendedores

27 nov. 2014

Fachadas ventiladas

La fachada ventilada es un sistema constructivo que permite la fijación de un revestimiento (no estanco) independiente a la hoja de cerramiento. La separación del revestimiento respecto al cerramiento permite alojar una capa aislante y admite la libre circulación de aire por su cámara, con las ventajas que esto supone en términos de ahorro energético.

La fachada ventilada es, hoy por hoy, el sistema de mayor calidad para la rehabilitación de una fachada, ya que cuenta con varias ventajas relevantes respecto a las fachadas SATE con base mortero.  Como principal desventaja está la de una inversión económica mayor, ya que la subestructura metálica y los materiales de acabado encarecen el sistema.  


A continuación identificaremos las ventajas de una fachada ventilada, atendiendo a  criterios técnicos y estéticos:

  • La separación del material de revestimiento de la fachada mejora la protección solar del sistema al eliminar la radiación directa sobre el cerramiento.
  • La radiación solar, en verano, calienta el aire de la cámara, disminuyendo su densidad, lo que provoca que ascienda por convección y que su lugar sea ocupado por aire fresco.  Este fenómeno conocido como “efecto chimenea” evita que el calor se acumule en la fachada favoreciendo el ahorro energético. En invierno, es el aislamiento térmico el que proporciona una protección adicional. 
  • Mayor estanqueidad del sistema gracias a la separación del revestimiento que hace de barrera pluvial, evitando a su vez la acumulación de humedad en el cerramiento.
  • La cámara de aire mejora el aislamiento acústico del conjunto.
  • Facilidades de colocación y limpieza al tratarse de una instalación de "obra seca", mediante anclajes mecánicos previamente calculados para resistir la carga de viento y la carga gravitatoria (el propio peso de la placa).
  • Las fijaciones mecánicas permiten, habitualmente, prescindir de la retirada del material de revestimiento previo.  
  • Los perfiles de la subestructura metálica portante, que normalmente cuentan con una posibilidad de regulación 3D, pueden asumir desplomes e irregularidades de la fachada preexistente.
  • Es un sistema constructivo que admite la colocación de diversos materiales de revestimiento, tales como la piedra natural, porcelánicos, laminados de alta presión, composites, fibrocementos, etc… no siendo tan determinante el peso de los mismos al contar con una subestructura portante calculada a tal efecto.
  • Se trata de una solución con muy bajas necesidades de mantenimiento, siendo posible la reparación puntual satisfactoria sin afectar al conjunto del sistema.

La composición de una fachada ventilada, multicapa, es de dentro a fuera:

  • Cerramiento preexistente (en el caso de rehabilitación) que supone el soporte sobre el que se fijan la ménsulas (también denominadas anclajes o distanciadores) que soportan los montantes de la fachada ventilada.  Normalmente, y debido a las fijaciones mecánicas, se puede prescindir de la retirada del revestimiento previo.
  • Aislamiento térmico que se fija mecánicamente mediante rosetas al cerramiento soporte.  Los materiales de aislamiento generalmente utilizados en el sistema son los siguientes: poliestireno expandido (EPS), lana mineral, y poliestireno extruido (XPS)
  • Cámara de aire creada entre el aislamiento y el material de revestimiento, debe tener la dimensión óptima para “el efecto chimenea” que garantice el ahorro energético del sistema.
  • Revestimiento que puede ser casi de cualquier tipo de material: piedra natural, porcelánicos, laminados de alta presión, composites, fibrocementos, etc… y que se fija por medio de grapas a los montantes.

De cara a garantizar una instalación satisfactoria de la fachada ventilada, es fundamental un estudio específico que contemple la idoneidad y compatibilidad del sistema con el material de revestimiento, los cálculos según las diferentes exposiciones al viento, la ubicación de los anclajes de sustentación (puntos fijos que soportan cargas verticales) y retención (puntos móviles que permiten dilataciones).


No hay comentarios:

Publicar un comentario

ESCALA ARQUITECTURA - info@escalaarquitectura.es - 94 654 76 93 - 644 970 344 - Fandería, 2 Mod. 207i Barakaldo -