Últimas entradas

Fachadas

Inspecciones Técnicas (ITEs)

Comunidades

Emprendedores

25 nov. 2014

La envolvente térmica

Según su definición técnica, la envolvente térmica se compone de aquellos cerramientos (fachadas, cubierta, carpinterías, suelos, muros…) del edificio que separan los recintos habitables (vivienda) del ambiente exterior y de las particiones interiores que separan los recintos habitables de los no habitables (elementos comunes) que a su vez estén en contacto con el ambiente exterior.

Dicho con otras palabras, la envolvente térmica de un edificio, casa o vivienda es la piel que lo protege de la temperatura, aire y humedad exteriores para mejorar la calidad de vida de sus ocupantes, mientras optimiza el ahorro de energía y así reduce la factura energética y las emisiones contaminantes.



Un aspecto determinante de la envolvente térmica es su condición de elemento continuo: conjunto de cerramientos o piel, según hemos visto.  Así, una rehabilitación energética de una edificación deberá contemplar un estudio del conjunto de cerramientos para optimizar el ahorro energético: cubierta, carpinterías, fachadas, muros…

Con las mejoras que podamos llevar a cabo en la envolvente térmica conseguiremos reducir las pérdidas o ganancias de energía de la vivienda, de manera que en verano se reduce el flujo de calor desde el exterior al interior y en invierno se evita perder el calor del interior hacia el exterior, optimizando así el comportamiento energético del edificio y consiguiendo reducir las demandas de energía para calefacción en invierno, así como para refrigeración en verano, estas medidas pueden ser, entre otras:

  • Mejora del aislamiento térmico. Aprovechando la reforma o renovación de elementos como fachadas o cubierta, deberemos incluir el aislamiento térmico que, según el estudio realizado, optimice el ahorro energético del conjunto de la envolvente. 
  • Sustitución de las carpinterías y vidrios. Se debería analizar igualmente la conveniencia de la actualización de las carpinterías a aquellas con rotura de puente térmico y a sistemas de doble acristalamiento con cámara de aire, así como vidrios de baja emisividad, cajones de persiana con aislamiento… Cuestiones éstas que desarrollaremos con mayor detalle en otra entrada del blog.  
  • Aislamiento de los puentes térmicos. Aunque va ligado al primer punto, merece mención especial el tratamiento de los puentes térmicos ya que causan tanto una disminución del ahorro energético como, habitualmente, patologías en forma de condensaciones. Se trata de aquellos puntos en que se interrumpe el aislamiento por encuentros o discontinuidades entre cerramientos, por lo que, como norma general, recomendamos siempre el aislamiento térmico desde el exterior, de forma que pueda garantizarse su continuidad.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

ESCALA ARQUITECTURA - info@escalaarquitectura.es - 94 654 76 93 - 644 970 344 - Fandería, 2 Mod. 207i Barakaldo -